Aunque el concepto de pensar “grande” está en peligro de convertirse en un cliché en el mundo empresarial, todavía hay elementos de este que necesitan ser reconocidos por las empresas de hoy.
Porque hasta para la más pequeña de las empresas y empresarios independientes, la primera impresión lo es todo, y una imagen positiva puede ser creada antes de tener clientes potenciales, incluso empezando a ponerse en contacto.

¿Qué es telefonía empresarial en la nube?

Un servicio de telefonía empresarial en la nube proporciona a las empresas un completo sistema de comunicación empresarial que es fácilmente escalable a cualquier tamaño de operación, y el factor más importante es que no necesita adquirir ningún equipo físico o simplemente tener teléfonos IP en la oficina.
Toda esta tecnología está soportada detrás de un número de teléfono exclusivo y de aspecto profesional (tales como un numero local o tollfree), los clientes sienten que están en contacto con una empresa más organizada de lo que creían, lo cual les da mayor seguridad de iniciar cualquier negocio.
En días pasados​​, tener equipos y cableado eran necesarios para contar con un sistema de IVR (Operadora Virtual) que pide a los clientes que presionen la opción o departamento elegido.

¿Cómo funciona?

Con una solución de telefonía empresarial en la nube, las llamadas entrantes son recibidas con una grabación o mensaje de bienvenida personalizado, y después de hacer una elección este se conecta a la perfección reenviando la llamada a otro número local, teléfono móvil o una extensión interna.
Las empresas son capaces de configurar y cambiar en línea el enrutamiento de las llamadas, las actualizaciones se aplican al instante, lo que significa que los inconvenientes que se puedan presentar localmente nunca tendrán un impacto negativo en la experiencia del cliente.
Si la empresa sólo cuenta con un empleado, al que llegan múltiples opciones que terminan en el mismo número (ej Servicio al Cliente y Ventas) de igual forma va a crear una presencia importante en la mente de la persona que llama.
Cuando la empresa comienza a generar un alto volumen de llamadas, la administración permite revisar el detalle de los registros de uso para detectar llamadas perdidas que necesitan realizar alguna gestión.
Una simple llamada de cortesía a un cliente que tuvo que colgar por lo general será bien recibida – no todo el mundo va a querer dejar un mensaje en el buzón de voz, por una razón u otra, pero si lo hicieran llegará un email con el archivo de audio adjunto para que sea escuchado en cualquier momento por el responsable.
Decisiones clave de negocio pueden basarse en los datos generales que un sistema telefonía empresarial en la nube o bien llamado PBX Virtual puede generar.
Toda esta tecnología emergente está dando a las pequeñas empresas la oportunidad de obtener los mismos beneficios de gestión de llamadas como corporaciones globales, pero con unos costos asequibles.