De pastilleros inteligentes a dispositivos médicos móviles, la unión de la tecnología y la salud ha dado forma a soluciones para mejorar la calidad de vida de pacientes.

 

Para nadie es un secreto que la tecnología ha impactado diversas industrias, con un efecto positivo no solo en la rapidez de los procesos, sino también en el bienestar del ser humano. Por ejemplo, el campo de la medicina ha sido una de las industrias que está siendo transformada por la digitalización: los registros médicos en línea, procesos automatizados y hasta teleconsultas son actividades que ya usan tecnología por citar solo algunos ejemplos.

 

Hospitales, clínicas y especialistas de la salud deben de estar cada vez más preparados para incorporar avances tecnológicos dentro de su gestión, y algunas manera de hacerlo es por medio de la inclusión de big data, internet de las cosas médicas (IoMT), inteligencia artificial (AI), y machine learning, entre otras.

 

Big Data:

El potencial de esta herramienta reside en la posibilidad de combinar los datos tradicionales con otras nuevas formas de datos, y realizar un análisis más preciso de toda la información. Como resultado, se logra que los datos recolectados ayudan a prevenir enfermedades y poder dar un tratamiento oportuno a pacientes principalmente, personas que padecen enfermedades crónicas. 

 

IoMT:

El internet de las cosas médicas, se refiere a plataformas, objetos y dispositivos médicos conectados a internet para ayudar a diagnosticar la salud del paciente de manera más rápida. Esto le permite a profesionales extraer datos en tiempo real, la monitorización remota de pacientes con condiciones crónicas, hasta la ubicación de los pacientes en hospitales. Además, el beneficio de esta tecnología para las empresas de salud es un mayor retorno a la inversión (ROI). 

 

Inteligencia Artificial (AI):

La inteligencia artificial es probablemente la tecnología más usada en la mayoría de entidades de salud. Debido a su amplia gama de aplicaciones y sus diferentes ramas como el Procesamiento del Lenguaje Natural, ayuda a las máquinas a comprender e interpretar el habla y la escritura humana. Por lo tanto sirve desde la automatización de gestión de pacientes con agentes virtuales hasta evaluar y administrar un tratamiento a pacientes con diferentes enfermedades. 

 

«Las tecnologías digitales de salud pueden mejorar el acceso a los servicios de salud, reducir costes, mejorar la calidad de la atención y la eficiencia de los sistemas de salud» Organización Mundial de la Salud.

 

Aunque hay serios desafíos, los beneficios de implementar avances tecnológicos en el sector médico son enormes, como mejora en la calidad de la atención, mejor acceso a los servicios al poder masificarlos y mayor comodidad para los pacientes con opciones de telemedicina y entrega de resultados en línea. 

A medida que la tecnología en la industria de la salud continúe avanzando y avancemos en la revolución digital, la medicina conectada a la tecnología se convertirá en algo primordial en el cuidado de la salud. El desafío para el futuro entonces es lograr la incorporación total de la tecnología en las clínicas, hospitales y laboratorios que hoy son ajenos a ella por la falta de recursos económicos o desconocimiento de cómo aplicarla a sus casos particulares.

 

 

Tecnología en salud en epoca de covid19