Cada vez es más evidente que en el terreno digital, la biometría de voz es la clave para mejorar las experiencias de servicio pensadas en la protección de la identidad de usuarios y colaboradores. 

Aunque es un método que debe complementarse con más acciones concretas, la biometría de voz ha demostrado ser un potente filtro dentro de los procesos de autenticación seguros, ya que además simplifica radicalmente la experiencia de los clientes. 

Por eso, hemos creado un listado de las acciones que deben primar dentro de la agenda de ciberseguridad de las empresas, para sacar el mayor provecho, no solo de las herramientas tecnológicas, sino de las estrategias que se implementen.

 

Mejorar la protección de la identidad digital, supera la implementación de soluciones tecnológicas.

 

Hacemos énfasis en esto, porque en muchas oportunidades, se considera que con solo implementar una solución tecnológica basta y no, la protección de la identidad digital implica: modificación de la cultura, concientización de clientes y colaboradores y evaluación constante de las acciones para focalizar esfuerzos. 

 

Empecemos por la cultura…

 

Fomentar la concientización dentro de la empresa implica la verificación de todos los correos electrónicos (comprobar si el remitente es conocido, si contiene errores ortográficos o desconfiar por sistema de los archivos adjuntos) y no facilitar datos personales hasta comprobar que el remitente o sitio web es legítimo.

Y aunque parece un proceso que implica tiempo y especial atención, sí o sí debe ser un ‘must’ dentro de la cultura de la empresa. 

Por su parte, los consumidores están cada vez más concienciados, por lo que la privacidad es más importante dentro de las experiencias de servicio. Sin embargo, hoy todavía no existe un total conocimiento de las facilidades que han otorgado las tecnologías emergentes para hacer la vida de las personas más sencilla. 

Por eso es indispensable, que las empresas eduquen a sus consumidores de la mejor manera para sacar el mayor provecho de cada nueva implementación. 

 

Y ni qué decir de los protocolos de cara al cliente:

 

 

Ofrecer la utilización de VPN seguras tanto en el ordenador como en sus dispositivos móviles, garantizará que los datos que se envían estén cifrados para reducir el riesgo de robo de datos personales. 

Y si a este proceso le sumamos una capa extra de seguridad a la experiencia de verificación e identificación, como sucede en el caso de la implementación de biometría de voz, no sólo estamos protegiendo la identidad digital, sino que además estamos simplificando radicalmente la experiencia, al ser la voz el único insumo necesario e irremplazable de acceso seguro a portales telefónicos y digitales.

 

Y por último pero no menos importante, la evaluación constante:

 

Comprobar periódicamente, mediante herramientas de escaneo web, que los datos personales como cuentas de correo y sus accesos, cuentas bancarias o tarjetas de crédito, no han estado expuestos a cualquier fuga o robo de datos y puedan estar siendo utilizados de manera fraudulenta por los ciberdelincuentes, será el punto de cierre de toda estrategia efectiva. 

Está más que demostrado que cuando se trata de estrategias potenciadas con herramientas de inteligencia artificial, emplear métodos de prueba y error permite una mejor focalización de esfuerzos para la recolección adecuada de los datos en las áreas de negocio más productivas. 

Y si hablamos de datos conversacionales recolectados por los procesos de verificación y autenticación con biometría de voz, el proceso de evaluación de la efectividad del servicio se verá marcado por la confianza que sepan depositar los clientes en las soluciones.

 

En conclusión…

 

Ya antes de la pandemia, un 70% de los profesionales predecían un aumento de la inversión en nueva tecnología para mejorar la seguridad, algo que ya es una realidad. Y aunque pensar en seguridad es una urgencia, no debemos dejar de lado la simplicidad y flexibilidad de las experiencias de los clientes. 

Para implementar estrategias de ciberseguridad efectivas, debemos contemplar todos los puntos que pueden llegar a verse afectados dentro del proceso de mejora y contar con el equipo humano calificado también marcará la diferencia. 

Si estás interesado en llevar las experiencias de servicio de tus clientes de una manera más segura, comunícate con nosotros y juntos hagamos que las cosas sucedan.