Digitalizar una empresa consiste en reinventar una organización y su cultura a través de la tecnología.

 

No sólo se trata de implementar herramientas tecnológicas para mejorar en eficiencia, sino también de rediseñar el modelo de negocio. Y Aunque el 2020 luce difícil para la economía en el mundo por la coyuntura sanitaria actual, la digitalización es el secreto para brindar un servicio sorprendente y dar confianza a las personas en este tipo de situaciones. 

 

Para muchas empresas, la inteligencia artificial (AI) y la automatización de procesos han sido la puerta de entrada de su transformación digital, conscientes de que ha sido una evolución que lleva tiempo y que no se lleva a cabo de un día para otro. Las compañías especialmente en latinoamérica, deben usar estas nuevas tecnologías en su propio beneficio para enfrentar todos los retos que propone la región y triunfar en el proceso. Por ejemplo, los últimos datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), hablan de que menos del 60% de las personas en latinoamérica son usuarios de Internet contra más de 80% de promedio en regiones como europa o estados unidos.

 

Además, según la firma global de consultoría organizacional, Korn Ferry, el 84% de los esfuerzos de transformación digital en las empresas fracasan debido entre otras cosas a falta de estrategia; y es que este proceso necesita de una planificación e inversión adaptadas a cada situación. 

Estas cifras nos muestran que la digitalización nos abre inmensas oportunidades de crecimiento y productividad, y el primer paso para tener una transformación digital exitosa en tu empresa es actuar en relación a la experiencia digital de los clientes y ponerlos en el centro de tu estrategia.

 

¡Porque empezar de afuera hacia dentro es garantía de éxito en cualquier proceso de digitalización!

 

Para poder poner a tus clientes como foco principal debes hacerte las siguientes preguntas: 

¿Qué hace mi cliente digital actualmente? ¿Qué canales usa y cómo los usa?

¿Cuales son las mejores herramientas digitales específicas para mi proceso?

¿Cómo adapto mi proceso y equipo a este cambio?

 

Además, para ayudar a llevar a cabo esa transformación digital, puedes tomar ventaja de las diferentes tecnologías como la inteligencia artificial, los asistentes virtuales o internet de las cosas, que permiten a las empresas no solo ofrecer mejores experiencias al cliente, sino que contribuyen a mejorar la eficiencia y productividad interna.  

 

En resumen, salir de la zona de confort no es fácil. Por eso, las empresas que ya están en el proceso de implementación deben tener una estrategia clara y precisa de lo que se quiere lograr. Si internamente no tienen la experiencia requerida, se debe optar por contratar a un especialista que ayude en todo el recorrido de digitalización de la empresa. En Vozy, ayudamos a las empresas de todos los tamaños a tener una transformación digital exitosa (puedes conocer más sobre Vozy Aquí).

La digitalización de cualquier proceso debe centrarse en el cliente. Significa que todas tus actividades como empresa deben girar en torno a tu público objetivo, lo que representa una oportunidad para fortalecer la productividad y competitividad.  Nuestra región se caracteriza por tener una economía inestable, que oscila entre decrecimiento y crecimiento, para contrarrestar esa situación, las inversiones tecnológicas adquieren un papel protagónico para alcanzar un desarrollo sostenible. Así que tu empresa debería empezar acelerar el proceso para ser cada vez más digitales.